can sol

07 julio, 2014
Todavía no sé en que momento  me enamoré perdidamente de la arquitectura ibicenca, pero el caso es que la idea de pasar un solo día en una bonita casa de similares características me vuelve loca.  Sus anchas paredes encaladas, sus formas cúbicas, las pequeñas ventanas de las estancias y las fachadas orientadas al sur, ideales para poder captar los rayos del sol en invierno y la mayor sombra posible en verano, me fascinan...  Disfruto viendo su sencillez y desde luego, creo que como casa de vacaciones es dificilmente superable. Me gustan especialmente las que están decoradas con austeridad, sin exceso de mobiliario ni complementos, pero siempre con  aire rústico-bohemio y algún toque árabe.







¿Pasarías las vacaciones en una casita ibicenca como la que hoy os enseñamos?



13 comentarios :

  1. Por supuesto, jeje!! Yo ya cambiaba tanto verde del norte por el blanco de esta casa ibicenca!!
    Bsts y feliz semana

    ResponderEliminar
  2. Esta casa esta llena de detalles que me encantan, el banco del comedor continuación de la pared y con base de azulejos, la sencillez del dormitorio, los detalles en madera en el baño...
    Feliz semana Amina
    Palmira (Cosas de Palmichula)

    ResponderEliminar
  3. Veía el interior y me iba enamorando pero al acabar el post y ver el exterior uuuf absoluto amor. Qué preciosidad!!!!!

    ResponderEliminar
  4. este estilo de casas son una preciosidad, me recuerdan un poco a las casitas blancas del sur............
    un buen lugar para desconectar...
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Yo también estoy enamorada de la arquitectura ibicenca, me encantaría pasar aunque sea un día en una casa así disfrutando de cada rincón...De momento, seguiré soñando ;). Un beso

    ResponderEliminar
  6. ¿De vacaciones? Viviría en esa casa eternamente...
    Emma

    ResponderEliminar
  7. Yo me iba sin pensarlo mucho, es ideal para pasar esos días ansiados que queremos para desconectar de la rutina diaria. El lugar es precioso, tiene mucho encanto y me parece muy acogedora. Los muebles justos que la hacen sencilla y es como sentirse en casa. Los materiales naturales le dan más encanto a cada espacio de esta casa y ya para rematar la fachada es una maravilla. Por eso no me extraña que te hayas enamorado de un lugar como este.
    Besitos Salima

    ResponderEliminar
  8. Veo que no se ha subido el comentario de ayer, pero me encanta esta casa ibicenca... y ahora que he paseado un poco mas por el blog, también me encanta la casa de Ursula Mascaró en Menorca. ¡¡Soy una fan de las islas!!

    ResponderEliminar
  9. Las pasarìa ya mismo. Es màs, tengo una gran amiga que vive allì en una casa asì, es una preciosidad.
    Un beso y felices vacaciones!

    ResponderEliminar
  10. Me iría sin pensarlo y ahora mismo. ¡Qué ganas de vacaciones! y si es un lugar así, más.

    ResponderEliminar
  11. Las vacaciones... ¡Y toda la vida, si hace falta! ¡Qué lugar tan encantador!

    ResponderEliminar
  12. Creo que las dos nacimos amando este estilo Salima!!
    <3 <3

    ResponderEliminar
  13. Yo quiero vivir en esa casita... todo el año... qué maravilla me ha entrado una paz nada más verla :) un lugar maravilloso y muy feng!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...